Muchas son las veces que pasan desapercibidos, pero si el trabajo de un copy está finamente ejecutado, y hay una campaña de marketing bien orquestada desde por detrás, es muy probable que ese eslogan pase a formar parte de la memoria de todos, incluso del vocabulario del día a día y de la cultura popular, y es que si ver un logotipo te permite evocar y recordar la marca, sin duda oir un slogan tiene el mismo poder, o incluso mayor, ya que es un ejercicio creativo que permite manejar en mayor medida lo que quieres decir, la emoción, y enfocar mejor el objetivo.

Muchos de estos eslóganes, son pre-era de las redes sociales, y que duda cabe que hoy en día la repercusión de un eslogan es mucho mayor gracias al efecto viral de las mismas, por ello también su mérito por haber conseguido calar en la memoria del público de una manera tradicional con medios offline.

Just do it

just-do-it

Publicidad

No haría falta decir qué marca está detrás, y es que la agencia Wieden+Kennedy en 1988 crearon una campaña para Nike en la que salía Walt Stack, un nadador, corredor y ciclista de 80 años, pero remontémonos al origen del eslogan, y es que Nike estaba en plena batalla con la emergente Reebok y necesitaba una campaña donde captar nuevos clientes y ganar el terreno perdido, enfocada a demostrar el espíritu de superación y sacrificio de los deportistas. Para ello el creartivo Dan Wieden recordó la frase que el famoso Gary Gilmore espetó antes de ser ejecutado a la silla eléctrica en EEUU, con su ya memorable, Let’s do it (Hagámoslo), la dio unas vueltas, y como decía Dali, los grandes genios copian, pues tal cual la maquilló y la dejó en un Just Do It (Hazlo).

Desde entonces no hay campaña de Nike que no lleve impresa la famosa frase que ha pasado a la posteridad, imprimiendo a la marca una imagen hasta ese momento perdida, y ganar millones de clientes por el camino.

Think Different

think-different

Hoy en día conocemos a Apple como la mega corporación conocida en el mundo entero, con legiones de fans y prescriptores, y un valor de compañía exponencial, pero no siempre fue así. La campaña de 1997 por la oficina de Los Ángeles de la agencia publicitaria TBWA\Chiat\Day, estaba creada en dos partes, una que consistía en dos versiones de anuncio televisivo, y otra una campaña impresa.

La campaña no sucede de manera casual, ya que es en 1996 cuando Apple rescata a Steve Jobs al que había despedido años antes, como una última oportunidad para su supervivencia, estaba perdiendo la batalla y la empresa se encontraba al borde del abismo, uno de sus competidores, IBM, utilizaba el eslogan Think, y también Think Big, y es por ello que el propio Steve Jobs quería dar ese guiño a la campaña en contrapartida a la opción de elegir IBM. Fue el propio Jobs el que insistió y tuteló la campaña personalmente buscando el objetivo de volver a enfocar a los clientes perdidos durante los años sin él la compañía.

La campaña sigue la filosofía que el propio Jobs había manifestado unos años antes en 1994:

Cuando creces tiendas a decir que el mundo es como es y que tu vida es únicamente vivirla dentro de ese mundo, tratando no derribar demasiado los muros, tratando de tener una familia, diversión, y hacer un poco de dinero.
Eso es vivir de una forma limitada, la vida puede ser mucho más una vez que descubres una simple cuestión, y es que todo lo que te rodea, a lo que llamas vida, fue hecha por personas que no eran más inteligentes que tú, y tu puedes cambiarlo, puedes influir, puedes crear tu propias cosas que otra gente pueda usar.

En el minuto que puedas entender que puedes dar un empuje a tu vida y que algo sucederá, saber que si empujas, algo saltará al otro lado, es lo que puedes cambiar, lo que puedes moldear, esto es tal vez lo más importante, sacudir todas esas nociones erróneas que la vida es así, y que sólo hay que vivirla, en contra de, cambiarla, mejorarla, hacer una huella en ella.

Creo que es lo más importante, y una vez la aprendas, querrás mejorar la vida y hacerla mejor, una vez lo aprendas jamás serás el mismo de nuevo.

El anuncio de un minuto de duración se presentaba en blanco y negro y con una sucesión de personas que su creatividad ha dejado una huella en el mundo y en la historia, que su forma de entender y vivir la vida hizo un cambio en el resto, apareciendo en orden Albert Einstein, Bob Dylan, Martin Luther King, Richard Branson, John Lennon (con Yōko Ono), Richard Buckminster Fuller, Thomas Edison, Muhammad Ali, Ted Turner, Maria Callas, Mahatma Gandhi, Amelia Earhart, Alfred Hitchcock, Martha Graham, Jim Henson (con la rana Gustavo), Frank Lloyd Wright y Pablo Picasso.

El anuncio titulado Crazy Ones (los locos), dirigidos por Jennifer Golub donde el actor Richard Dreyfuss puso la voz a estos anuncios, el eslogan fue un éxito, y siguió vivo hasta el año 2002, luego ya en el año 2009 Apple lo rescató y volvió a incluirlo en las cajas de sus productos hasta nuestros días.

El anuncio decía lo siguiente:

Here’s to the crazy ones. The misfits. The rebels. The troublemakers. The round pegs in the square holes. The ones who see things differently. They’re not fond of rules. And they have no respect for the status quo. You can quote them, disagree with them, glorify or vilify them. About the only thing you can’t do is ignore them. Because they change things. They invent. They imagine. They heal. They explore. They create. They inspire. They push the human race forward. Maybe they have to be crazy. How else can you stare at an empty canvas and see a work of art? Or sit in silence and hear a song that’s never been written? Or gaze at a red planet and see a laboratory on wheels? We make tools for these kinds of people. While some see them as the crazy ones, we see genius. Because the people who are crazy enough to think they can change the world, are the ones who do.

Esto es para los locos. Los inadaptados. Los rebeldes. Los problemáticos. Los que no encajan en ningún sitio. Los que ven las cosas de otra manera.No siguen las reglas. Y no tienen ningún respeto por lo establecido. Puedes alabarlos, puedes no estar de acuerdo con ellos, puedes citarlos, puedes no creer en ellos, glorificarlos o vilipendiarlos. Pero la única cosa que no puedes hacer es ignorarlos. Porque ellos cambian las cosas.Ellos inventan. Ellos imaginan. Ellos curan. Ellos exploran. Ellos crean. Ellos inspiran. Ellos impulsan la humanidad hacia delante.Quizás tienen que estar locos. ¿Cómo si no puedes enfrentarte a un lienzo vacio y ver una obra de arte? ¿O sentarte en silencio y escuchar una canción que nunca ha sido escrita? ¿O contemplar un planeta rojo y ver un laboratorio sobre ruedas?Mientras algunos les ven como los locos, nosotros vemos genios. Porque la gente que está lo suficientemente loca como para pensar que pueden cambiar el mundo, son los que logran hacerlo.

 

 ¿Te Gusta Conducir?

te-gusta-conducir

En este caso vamos a hacer un poco de patria, porque esta campaña fue orquestada desde la Agencia SPCF de Toni Segarra, (el  creativo que dio vida ese mítico anuncio de el perro Pipín) el anuncio y el eslogan data del año 2000 cuando BMW llama a la puerta de esta agencia, el anuncio rodado en California, quería dinamizar la imagen de marca de BMW ya que se encontraba estancada a un público determinado y quería ampliar los horizontes haciéndose una marca premium pero con un target más amplio.

El anuncio marca un antes y un después a la marca, aumentando no sólo sus ventas, sino su reputación, y marca un hito ya que es la primera vez que se hacía un anuncio de coches donde no se muestra en ningún momento el coche, sino lo que transmite, se basa en las sensaciones que producen conducir esa marca, con un marketing claramente experimental.

Lástima que este genio creativo, al que debemos la pregunta de, a qué huelen las nubes, se haya visto ensuciado recientemente por unas “””ofertas””” de “trabajo”

Impossible Is Nothing

impossible-is-nothing

Un poco como lo que le sucedía a Nike, es el ejemplo de Adidas, la marca de las tres bandas creada por Adi Dassler veía tambalear todo su imperio, y su situación era ya preocupante, precisamente la campaña Just Do It había dado una clara ventaja en el mercado de la ropa deportiva a Nike, 2004, momento en el que que se hace el encargo a la agencia holandesa 180, titular creativa de Adidas, para dar vida a una campaña a nivel mundial con un coste aproximado de 50 millones de dólares, que buscaba identificar a la marca con el espíritu de superación del deporte, orientada a un público de entre 12 y 34 años amante del deporte, su concepto filosófico traspasó lo que se esperaba de él, y abarcando un público más amplio que la mimetizó en forma de vida, un éxito sin duda, que hizo resurgir cual ave Fenix a Adidas como estandarte del deporte mundial.

Entonces para ello tomaron prestada una frase de Mohammed Ali que protagoniza el primer anuncio.

Impossible is just a big word thrown around by small men who find it easier to live in the world they’ve been given than to explore the power they have to change it. Impossible is not a fact. It’s an opinion. Impossible is not a declaration. It’s a dare. Impossible is potential. Impossible is temporary. Impossible is nothing.

Además la frase fue elegida porque era fácilmente identificable y entendible a pesar de estar en inglés en casi cualquier parte del mundo

Priceless

priceless

Ya sabes, que hay cosas que el dinero no puede comprar, pero para todo lo demás, MasterCard, y seguro que te parece que es de ayer, pero ya tiene unos cuantos años, de 1997 en concreto, incubada según parece, aunque hay duda al respecto, por los creativos de McCann Erickson, y su estreno por todo lo largo fue durante una pausa de un partido de fútbol americano, desde entonces son miles las versiones oficiales que han circulado, y millones las versiones no oficiales de Priceless, siendo un éxito rotundo y formando parte del vocabulario del día a día.

Pero esta campaña no está exenta de polémica, y es que en 2010 el creativo publicitario argentino, Edgardo Apesteguía, demando a Mastercad por plagio, ya que según él, habían copiado la idea de anuncios que creó en 1994 para el banco paraguayo Bancard, y que rezaba, Hay cosas que el dinero no puede comprar, para todo lo demás, se compra con Bancard… este tema ya está en manos de la justicia que se pronunciará en darle o no la razón, pero por lo pronto pide nada menos que 120 millones de dólares.

Recientemente, el 05 de Agosto de 2016, nos ha escrito el mismo Edgardo y esto es textualmente lo que nos indica sobre este asunto:

La frase “Hay cosas que el dinero no puede comprar….” era la base y el slogan principal
y fue creado por mí para la firma paraguaya Bancard en 1994 y difundida en TV, Prensa Escrita y Radios en ese año. Tres años después en 1997 Mastercard plagió la frase cambiando simplemente Bancard por Mastercard y la usó durante muchos años. Luego le agregaron “no tiene precio” (priceless) Como advertirán usaron ese recurso para despegarse del plagio. Pero los anuncios estaban basados siempre en el slogan primitivo creado por mi como freelancer. El juicio que inicié en el 2010 está totalmente parado por orden de la Embajada americana en Asunción que presiona a la justicia para que la sentencia no salga. Edgardo Apesteguia

1, 2, 3… Picadora Moulinex

picadora

A mi este particularmente me gusta, porque pone una solución creativa a un fallo de diseño, y eso es loable en cualquier caso, ya que la solución creativa aportó un parche en todos los consumidores, ya que cuando en la década de los 70, 1972, Moulinex iba a sacar su famosa picadora, el invento era revolucionario, y la marca francesa vendió millones de unidades, de este pequeño electrodoméstico doméstico que acompañó en la cocina a generaciones y generaciones hasta nuestros días, pero en sus inicios no todo eran alegrías, y es que la potencia del motor que empleaba, era desmesurada para el aparato, y se podía quemar si estaba más de 6 segundos en funcionamiento.

Fue entonces cuando el dueño de la marca, Jean Mantelet, escuchó lo que desde la propia compañía le indicaban, ya que era muy celoso de la publicidad de la misma, y le aconsejaron que la publicidad sirviera para explicar no sólo el artilugio sino su forma correcta de usarla, un auténtico 2×1 publicitario, que funció, de tal forma que pasó a forma parte como eslogan oficial de la compañía.

Porque yo lo valgo

loreal

También en 1972, L’Oreal, lanzó una campaña que llega hasta nuestros días como si no tuviera ya nada menos que más de 40 años, la autora de la frase, Ilon Specht, tenía 23 años y acababa de formar parte de la agencia McCann Erickson como copy cuando le llega el encargo de inventar un lema para aminar a las mujeres de la época a pagar los 10 céntimos que valía de más el tinte L’Oreal sobre su competidor Clairol, al contrario que la mayoría de las marcas de la época que centraban su eslogan en marcar una debilidad de la mujer, el trasgesor eslogan de L’Oreal, seguramente gracias a que fue una creativa y no un creativo, reivindicaba a la mujer por si misma, y fue precursora de un movimiento a favor de la mujer, que adoptó este famoso eslogan.

 

Y hasta aquí por hoy, son muchos otros los slogans famosos y conocidos, connecting people, i’m love in it, la chispa de la vida, pero estos además tienen una historia detrás que ha pasado a ser conocida y transmitida, y sin duda los hacen más especiales si cabe, esperamos que os hayan gustado.

 

Compartir
Artículo anteriorFacebook Zero
Artículo siguienteY aún hay quién que mira con recelo.
El Blog Creativo tiene un poquito de Alicia y otro poquito de Dani, damos trabajo a nuestras neuronas para sacar contenido creativo en el mejor de los casos y entretenido cuando una mala tarde la tiene cualquiera. Somos creativos para ser diferentes y diferentes para ser creativos, te animas? Si quieres ser nuestro amigo tenemos Twitter, si quieres ser cliente tenemos cuenta corriente.